EL VAMPIRO LITERARIO

EL VAMPIRO LITERARIO.
BORRAR UN LIBRO=QUEMARLO.

Mi lista de blogs

viernes, 5 de marzo de 2010

LOS PREMIOS NACIONALES DE LITERATURA DE COSTA RICA


INTRODUCCIÓN-.

El presente BLOG no es para complacer a nadie. Tampoco es para el autobombo, mucho menos para erigirse como el filólogo que cree saberlo todo cuando en verdad en muchos casos lo único que tiene es un título universitario porque la “sensibilidad” no se compra en una universidad ya sea privada o pública. El presente Blog es – y con modestia lo digo- para poner un poco de orden y tanta falsedad e hipocresía que existe en nuestro medio literario y lo digo pensando en los blogueros que se dicen escritores y se la pasan en un autobombo masturbatorio porque según “ellos” todos escriben de maravilla y no hay nada que criticar. Ustedes con una actitud y ese comportamiento solo están emulando la generación de Laureando Albán y su camarilla que tanto daño hizo a la Literatura Nacional en los años 70 y 80.
En Costa Rica lamentablemente somos personas que no decimos de frente lo que pensamos o si lo decimos lo hacemos con el mayor tacto para no herir susceptibilidades y a veces engañamos y nos engañamos. La mayoría de los blogueros ticos – han formado una camarilla –repito- que no dice verdad de lo que piensan, ni de lo que escriben los otros y se la pasan en una alabanza falsa y que pienso hace mucho daño y hace más mediocre el medio literario nacional.
En cuanto a mí, con mis amigos escritores (palabra que a muchos – por no decir la mayoría- les queda grande, bastante grande en Costa Rica) soy demasiado sincero por lo que ustedes comprenderán que tengo pocos amigos pero a mi edad eso ya no importa tanto.
Sin embargo, no deseo granjearme más enemigos de los que tengo, ni deseo polemizar a título personal. Esa es la razón por la que he tenido la necesidad de tomar prestado el nombre de: “DanteRemixCRLiteraria”. Así me siento más cómodo, así puedo decir lo que quizá no diría de otra manera.

Entremos en materia-.
PREMIOS NACIONALES.
Semanas atrás se ha venido polemizando acerca de los Premios Nacionales y su declaratoria de desierto en Novela. Me parece que se ha hecho demasiada bulla por un Premio Nacional que se desprestigia más cada día (recordemos el premio otorgado a Carlos Morales con su novela “La rebelión de las avispas” si es que a ese montón de palabras acumuladas como en un estercolero se le puede llamar novela. Sin embargo, yo me pregunto – porque así parece ser para un grupo de blogueros-: ¿el premio debió de darse por la gran cantidad de novelas enviadas? Debo de comentar que el razonamiento es equivocado a todas luces porque no necesariamente un premio debe otorgarse casi por obligatoriedad como pretenden algunos por no decir una gran mayoría de las personas del medio nacional. Asimismo, existe una anécdota interesante y es que hace aproximadamente 30 años atrás nuestro escritor y poeta don Alfredo Cardona Peña por haber obtenido la nacionalidad mexicana fue nombrado jurado del premio Xavier Villaurrutia en Poesía (que en nuestro medio equivale al Premio Nacional). En esa oportunidad concursaron más de 600 obras de poesía y el premio fue declarado desierto.
Ahora bien, lo que no quiere decir que esté justificando el fallo pero es una posibilidad que TODOS los que participaron debieron de asumir que podía suceder tanto en México en aquella oportunidad como ahora en Costa Rica.
Además, si las personas que mandaron por voluntad propia (no así con las editoriales del Estado que envían de oficio los libros publicados al Premio Nacional) como el caso de Guillermo Barquero, él debió de asumir el riesgo y la posibilidad de no ganar como al final sucedió.
De igual manera - y con todo respeto al señor Barquero- pienso que su novela no tenía la calidad para merecer el Premio Nacional sumando que ya la había mandado a otros concursos literarios con anterioridad y no había ganado el premio o los premios con su consecuente publicación.
Lo anterior usted señor Barquero sabe que no estoy faltando a la verdad y ya es una llamada de atención para alguien que desea abrirse campo en el ámbito nacional como escritor. Cuando un escritor publica por mano propia pagando miles de colones a una Editorial- aunque existen excepciones muy respetables- (1) repito- algo anda mal. Pienso que si el material o el texto literario es bastante bueno cualquier Editorial ya sea privada o del Estado le abre las puertas sin pagar.
Tan es cierto lo anterior que, la transcripción de lo que se dijo en la presentación Del diluvio universal por Rodrigo Soto y que se hace en el Blog 100 palabras por minuto del señor Juan Murillo, no se encuentra ni un solo adjetivo, epíteto, sustantivo, símil, metáfora o frase que elogie su novela... ¿Entonces? Lo que hace Soto es una serie de comentarios ligth – como es su literatura- que desdibujan una buena crítica (2).
En lo que sí tiene razón el señor Barquero es en lo siguiente – pienso yo- y es que no debieron de darle una mención de honor. Una mención de honor, ¿de qué? ¿De que nadie ganó el primer lugar? Un poco extraño y torpe por parte del jurado.
Y esto último me lleva a comentar lo mediocre de un jurado conformado por personas totalmente anónimas, risibles y anodinas que no tienen ni la talla intelectual ni moral para hacer un comentario o una justificación del por qué declararon desierto el género de novela para el Premio Nacional.
Un jurado debe de estar constituido por personas del quehacer literario, personas serias de la Academia Universitaria o personas que se dediquen a la crítica literaria como es el caso del señor Juan Murillo que sin ser filólogo ha llenado un vacío respecto a la crítica literaria nacional con la única objeción que siempre habla bien de las novelas y es bastante generoso con los escritores nacionales lo que yo no comparto.

Existe en nuestro medio gente muy mediocre o gente inflada o lo que vulgarmente se le llama gente bluff y hay que desinflar - pero ya- como es el caso de la poesía en especial de Luisiana Naranjo (bastante limitada), María Montero (bastante Kitsch), Salaverry (no entiendo quién le pudo decir que escribía poesía), y otras más.
Entre los hombres tenemos a: Adriano Corrales, Guillermo Fernández entre otros que han corrido a la Wikipedia –como si fuera el Parnaso o la Piedra Filosofal- para publicar -con banderita de Costa Rica y todo- y decir que son escritores de profesión (lo que no es cierto) y llenar unos curriculum que no tienen importancia con talleres de literatura cantonales y premios de quinta categoría que no llegan ni al rango de premios municipales como es el caso de Adriano Corrales.

Por último, sí deseo hacer la siguiente observación para Guillermo Barquero: pienso que Barquero va por buen camino, que es un joven talentoso pero que debe de ser menos barroco y más sencillo al escribir... y esto último... es cuestión de tiempo y de trabajo... ya lo verán.

(1) Como el caso de Marcel Proust que publicó con Gallimard y de otros que les han rechazado de plano sus novelas como fueron los casos de Sábato con el Túnel o a García Márquez con “Cien años de soledad” por la Editorial Losada y la que tenía de crítico literario a Guillermo de Torre poeta de la generación del 27.
(2) Otro ejemplo de los comentarios ligth de Soto fue la presentación de la 2 edición del Más violento paraíso de Alexander Obando y que la próxima semana comentaré.

UBICACIONES EN EL INFIERNO DanteRemixCRLiteraria.
Guillermo Barquero: Purgatorio. Aro Primero: SOBERBIA.
Jurado de Literatura: INFIERNO. Círculo Nono. Aro II.Traidores a la patria por no realizar un buen trabajo como jurado.
Juan Murillo: Purgatorio: Aro Tercero: Ira.
Rodrigo Soto: Infierno: Círculo Octavo: FRAUDE. Aro VI. Hipócrita.

3 comentarios:

  1. Te comento, Dante escondido, podrías apuntar tu artillería a los señorones del canon del país, que no soy parte de ellos; en ningún momento subí información de mi precaria producción en Wikipedia; no sé quién lo hizo, no conozco el sistema; tampoco me ando publicitando, podés considerarme accesorio, mi literatura es inferior y no vivo de ella; así que gracias por la propaganda que me hacés pero no la merezco... Guillermo F.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Danteremixcrliteraria:

    Lo cito textualmente: "En Costa Rica lamentablemente somos personas que no decimos de frente lo que pensamos o si lo decimos lo hacemos con el mayor tacto para no herir susceptibilidades y a veces engañamos y nos engañamos".

    Eso es exactamente lo que usted está haciendo, es decir, no hablar de frente o decir las cosas con el tacto y abrigo que le brinda un pseudónimo. Eso es, aquí y en la Conchinchina, tirar la piedra y esconder la mano.

    De nuevo lo cito: "...soy demasiado sincero por lo que ustedes comprenderán que tengo pocos amigos pero a mi edad eso ya no importa tanto".

    Pues, amigo, si no importara tanto entonces usaría el nombre como todo ciudadano que pretenda un mínimo grado de honradez intelectual. Porque los anónimos y seudónimos sin nombres reales que los respalden son el refugio de dos clases de personas: de los cibernautas díscolos y adolescentoides enamorados de su "nick" y de su pose de "hackers", y de los cobardes a toda prueba. Y pese a todo, me rehúso, al menos de momento, a creer que usted sea un cobarde.

    Sin embargo, es triste constatar que con esta primera entrada usted ya comete también muchos otros de los errores que desea vilipendiar. Empecemos por la esquizoide tarea de ubicar a sus criticados en los infiernos dantescos. Eso, amigo, se llama jugar a ser DIOS, y resulta ser la forma suprema de SOBERBIA que puede asumir un ser humano. Soberbia que usted empero, no ha dudado en endilgarle a Guillermo Barquero.

    Por último, deseo confesarle que admiro y respaldo muchas otras cosas que usted ha mencionado en esta entrada, pero me será imposible volver a interactuar con un individuo que "denuncia" con nombres y apellidos mientras mantiene el propio en secreto.

    Este, caballero, será mi único comentario mientras usted no se identifique.

    PD: Veo también que ha borrado un comentario anterior de Asterión... empezamos muy mal.

    ResponderEliminar
  3. Y sin embargo, solo los ríos no se devuelven....

    Me disculpo por la posdata. Acabo de enterarme que fue el mismo Asterión quien borró su primer comentario.

    ResponderEliminar