EL VAMPIRO LITERARIO

EL VAMPIRO LITERARIO.
BORRAR UN LIBRO=QUEMARLO.

Mi lista de blogs

viernes, 12 de marzo de 2010

MITOS Y VERDADES DE LOS BLOGUEROS TICOS


MITOS Y VERDADES DE LOS BLOGUEROS TICOS
SEGUNDA PARTE-.

“Abomino la promiscuidad de catálogo. ¡Solo y conmigo mismo! Proclamo la inmunidad literaria de mi persona. Ego sum imperator. Me incomoda que ciertos peluqueros de la crítica me hagan la barba...
¡Dejad en paz a los Dioses! Yo, Julio.- Decreto literario tomado del poeta Julio Herrera y Reissig. Estas palabras se las endilgo a usted señor Obando por su soberbia patológica.

A MANERA DE PRÓLOGO.
1-A decir verdad –y como le dije a uno de los mejores escritores costarricenses por teléfono en días pasados-: … otra persona se hubiera quedado tranquila gozando desde lejos con la barbarie bloguera. O me quedaría en casa los fines de semana escuchando la Quinta Sinfonía de Mahler o viendo películas como “Muerte en Venecia” de Visconti o “Barry Lyndon” de Kubrick o haciendo una buena pasta para compartir con varios amigos y tomar vino tinto o qué sé yo... pero no lo puedo hacer... ¿La razón? Ustedes ya la conocen:!El autobombo bloguero...me enferma! Sin embargo, le doy las gracias gentilmente a Asterión por el espacio que me está brindando en su Blog, gracias de nuevo Asterión.
2- En cuanto a los comentarios del señor Obando de llamarme: díscolo, esquizoide, cobarde y por último de soberbio ya que puse a Guillermo Barquero en el Purgatorio. Aro Primero lo retiro porque sí, porque Guillermo Barquero me demostró que es todo un caballero pero lo sustituyo por usted señor Alexánder Obando.
3- Si vamos a tener una confrontación literaria hagámoslo en forma seria, de altura, rebatiendo y argumentando como gente civilizada y no llamándome indirectamente “cobarde”. Las razones por las que opté por un seudónimo ya las señalé y no pienso de nuevo darlas ni disculparme.
4- Lo de soberbio y jugar a Dios quiero decirle dos cosas: primero que soy ateo y me extraña que, usted ponga a Dios en una discusión tan terrenal máxime que, en su blog usted habla mal de la Iglesia Católica y de la gente con inclinaciones religiosas. Entonces, señor Obando somos o no somos.
Segundo: Ahora bien, el asunto de los círculos del infierno del Dante no lo tome tan literal ni tan a pecho si al final estamos haciendo literatura o ¿no? Ahora, si usted desea lo pongo en la casita de los 7 enanos con Blancanieves en lugar del círculo dantesco, me da igual. Pero a mí me parece que usted por su personalidad y por lo que escribe calza más en los círculos del Dante y no junto a Blancanieves. Pero, mejor entremos en materia:




10 razones por qué El más violento paraíso NO es una novela.

1- Porque no posee una línea argumental.
2- Porque no posee una línea argumental ni mucho menos una línea argumental secundaria.
3- Porque no existen vasos comunicantes entre los capítulos (si a escritos de dos o tres páginas se le pueden llamar capítulos).
4- Porque no es un corpus orgánico ni armónico.
5- Porque de las tres secciones de El Más violento paraíso ninguna complementa a la otra.
6- Porque no existe caracterización de personajes, ni descripción de ambientes, ni es una novela psicológica, ni policíaca, ni de ciencia-ficción, ni gótica, ni de misterio, ni filosófica, ni social, ni política, ni existencial... porque son cuadros y escenas que no tienen ni el rango de relato, etc, etc, etc.
7- Porque son más bien historias que aparentan tener un hilo conductor pero que en realidad no lo poseen.
8- Porque el texto son simples bosquejos y bosquejos de situaciones y no de acciones para narrar.
9- Porque el texto se puede leer del último capítulo al primero y la secuencia y línea argumental no varía ni le afecta porque no existe tal línea argumental.
10- Porque el texto se puede leer –según el autor- como un laberinto para el minotauro lector cuando en verdad, el primero en perderse fue el mismo Alexánder Obando a la hora de escribir el texto.

Preguntas al señor Alexánder Obando.
Solo usted lo sabrá pero yo pregunto:

1- ¿Cuántos de sus amigos – los que se dicen amigos- le han hecho un VERDADERO comentario de su “novela?”
2- ¿Cuántos de sus amigos blogueros le han dedicado un verdadero espacio a El Más violento paraíso para explicar los temas principales y secundarios como la trama del texto literario? ¿Quiénes son sus amigos bloqueros? Quien es el tal Juan Hernandez (supongo que otro John Doe u otro NN) o alguien por el estilo que se atreve a decir que Prosut es aburrido y de un solo plumazo (en este caso de un solo dedazo) lo critica. ¿Acaso no sabe que Proust es junto a Dostoievski uno de los padres de la novela psicológica? ¿Qué clase de ignorante es ese señor? Porque usted los pone en el blog a la altura de Fitzmaurice Kelly, Harold Schomberg o Ian Gibson–espero que los conozca- es decir, como connotados críticos de literatura, cuando la verdad nunca han ganado ningún premio importante o les han rechazado innumerables libros de poesía en la Editorial Costa Rica como el caso de su amiga bloguera Luissiana Naranjo. Y este señor ¿quién es?- vuelvo a repetir-. Esos son sus amigos blogueros gente sin trascendencia y que todos se han tapado y se están tapando con la cobija de la mediocridad porque la mayoría no ha ganado un premio importante- se lo vuelvo a repetir-, ni tampoco son libros de textos en Educación Secundaria y mucho menos en una universidad. Usted, ¿no se ha fijado que la mayoría de los blogueros que discutieron y mandaron comentarios al Blog 100 palabras por minuto acerca del premio nacional nunca han ganado un premio, salvo algunas excepciones? Hasta el mismo señor Rodrigo Soto se quedó callado cuando se habló en contra del desierto en novela porque lo busqué y busqué en los comentarios del blog de 100 palabras por minuto buscando su apoyo y no lo encontré. ¿Por qué será? Pero, volvamos a lo nuestro, decía entonces: ¿Por qué la mayoría de sus amigos blogueros no van al texto mismo y le hacen a usted un comentario serio? ¿En verdad leyeron “El más violento paraíso?” ¿Mejor una palmadita en el hombro, digo... mejor un comentario simplón, una felicitación de alquien sin importancia para seguirse engañando?
3- En verdad su tan cacareado amigo Rodrigo Soto– si es amigo suyo que no lo creo- repito, ¿por qué el señor Soto no explicó del texto literario en la presentación de la II Edición de El más violento paraíso: trama, estructura, estilo, personajes, influencias, mensaje del texto? ¡No lo hizo porque no lo leyó y encontró más fácil hacer un discurso vacío y pseudo literario que le quedó bastante grande porque, para esos juegos literarios se debe de tener educación literaria y cultura general lo que no posee el señor Soto! Quizá por eso sus novelas digo las de Soto (que yo más bien diría son cuentos largos) son tan famélicas en extensión (con esfuerzo llegan a las 200 páginas) y sin gracia por la carencia de una buena cultura general. Porque para escribir una novela novela se debe de tener conocimiento, madurez, experiencia, cultura y conocer de verdad sobre Literatura. Y volviendo a usted y a El más violento paraíso nadie lo ha leído -ni lo hará por el momento- porque a nadie le interesa el texto de El Más violento paraíso. ¿Razón? Porque es un texto difícil, hermético y quizá un poco culto, porque es un texto difícil como lo fue y es Bomarzo de Manuel (“Manucho”) Mujica Lainez que se editó en los años 60 y hasta ahora empieza a redescubrirse. Aclaro también que usted tampoco se va a comparar con “Manucho” porque en lo único que se parece usted a “Manucho” es en lo gay. Bueno, yo también lo soy... digo gay pero... un poco enclosetado... sigamos mejor...
4- ¿Por qué Ud. quiere etiquetar a El más violento paraíso con un género literario que no le corresponde (el de novela)?
5- Igual hizo el señor Uriel Quesada, que lo llama a usted de Borgeano (supongo que es una broma entre amigos) porque no se va a creer que en verdad usted escribe como Borges porque, la sintaxis del texto literario y el tratamiento de los temas son muy diferentes. Pues repito, el señor Uriel Quesada lo único que hace es – al igual que Soto- puros fuegos artificiales literarios que no poseen la entereza, ni el fino ojo crítico que yo hubiese esperado: máxime del señor Uriel Quesada que es Dr. en Literatura, pero... como le dijo un día Carlos Bousoño a un DR. en Literatura: “usted podrá tener un doctorado, usted podrá saber mucho, pero le falta lo más importante para acercarse a la crítica literaria: “sensibilidad” y yo le agregaría: inteligencia. Y la verdad que el señor Uriel Quesada no dice nada importante sobre el Más violento paraíso porque tampoco lo leyó pero, usted pone en su blog - con bombos y platillos- los comentarios de Quesada como si fuera el Cantar de los Nibelungos o algo apoteósico que hay que celebrar como en una fiesta dionisíaca – y esto último se lo estoy plagiando a usted porque me encantó la frase por lo “original”- para que la gente la celebre con usted, digo lo de la fiesta y el autobombo...

6- Usted señor Obando puede llamar a El más violento paraíso por otro nombre pero no de novela, ¿a quién cree que está engañando? Porque también lo reconozco no está mal escrito el texto, y que es un texto serio yo no se lo discuto, e incluso a veces me siento tentado a decir que me gustó pero... no es una novela. Llámele texto poético, texto erudito y gongorino, pensamientos poéticos (aunque suena cursi esto último) o texto gay-lésbico- esotérico-bohemio y con algo a lo Philip K Dick... pero por favor no lo llame novela.

7- Por último, su II Edición de El más violento paraíso, ¿quién la patrocina? ¿Una editorial ajena a usted o sus amigos Juan Murillo y Guillermo Barquero? Diga, ¿qué editorial pública o privada ha estado interesada en una II edición de su “novela?” Creo que ninguna. ¿La razón? ¿Porque es un texto gay violento? ¿Porque es irreverente? Señor Obando no subestime la inteligencia mía y peor aún la de la mayoría de los costarricenses. La novela no ha tenido cabida en el medio literario nacional no por la trama – si es que la tiene- ni por los temas que usted quiere publicar como el gran escándalo (porque según usted se habla de amores gay, sexo, violencia, drogas y que entonces lo han querido ver y señalar como escritor “maldito” y con un tufillo de pervertido – pero si esto último en el fondo es un truco muy viejo que ya otros escritores lo han utilizado para su misma publicidad y autobombo: justificar su no publicación en editoriales del Estado o Privadas aduciendo que su literatura es pervertida y de escritor maldito, o violenta o que está muy por encima de otras obras contemporáneos y que no lo “comprenden” y que entonces, no le ha quedado otra salida que publicarla -su novela- con dinero propio o de los amigos.). Por favor, si estamos en el siglo XXI y no en la primera mitad del siglo XX en una Costa Rica con casas de bareque y adobe en donde, el lechero llegaba en un caballo a los barrios de San José de mañana y, dejaba en las puertas unos barrilitos con la leche y el queso blanco envuelto en papel amarillo que utilizaban los pulperos hace cincuenta años atrás... el mundo se ha globalizado señor Obando y Costa Rica también. Ya en Costa Rica no nos asusta ni el sexo, ni las drogas, ni la literatura violenta ni “pervertida” como usted se lo hace creer a Evelyn Ugalde (muchacha encantadora dicho sea de paso) en su entrevista. En la Literatura Universal los temas que he mencionado y que usted promociona como la gran perversión se han escrito desde El Satiricón de Petronio, El Decamerón de Bocaccio, Sade, hasta llegar a Los Monederos falsos de Gide y pasando por supuesto por Proust con el tomo IV de Sodoma y Gomorra de su monumental obra: En busca del tiempo perdido. Porque también le aclaro que en Busca del tiempo perdido no son novelas como el neófito de su amigo bloguero en su artículo burdo “Ese oscuro mamotreto del deseo” dijo -aclaro que pasé con jaqueca toda la tarde y hasta se me subió el azúcar y la presión- porque en Busca del tiempo perdido es UNA NOVELA DIVIDIDA en siete tomos. Volviendo a lo nuestro don Alexánder:
8- ¿Acaso no sabe usted que acá en las playas de Guanacaste se producen películas XXX con actrices porno costarricenses? ¿Acaso usted no va como yo o no sabe de la gran cantidad de bares gay en Costa Rica? Que yo sepa ya nadie ni nos vuelve a ver cuando entramos a los bares gay y, cada vez se nos respeta más - como debe ser- en una sociedad justa, civilizada e igualitaria. La época de García Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre que tuvieron que esconder su homosexualidad para que no los tildaran de monstruos o de pervertidos sexuales ya pasó a la historia. Recuerdo, que en un almuerzo en mi casa – yo para ese tiempo era un adolescente de 16 años- fue invitada una amiga de la familia y yo le comentaba que leía con entusiasmo la obra completa de García Lorca y yo le decía a la señora lo mucho que me gustaba la obra del poeta granadino, hasta que la señora como si yo hubiera dicho una mala palabra me interrumpió en medio del almuerzo y me dijo: - Pero, hijo, ¿acaso no sabés que García Lorca era homosexual? Y yo entonces, no supe qué decir y como un tonto quise justificar lo injustificable mientras mi madre me volvía a ver con ojos de terror por lo que yo – su hijo- leía, porque para la mayoría: él era un monstruo porque era homosexual y aquello se podía contagiar con solo leerlo. Pero, esa primera humillación indirecta que recibí por leer a un escritor gay ya pasó de moda, ya nadie hace caso a las preferencias sexuales de las personas.
9- En estos tiempos los temas suyos están contados en otras novelas costarricenses y ni qué decir en el ámbito centroamericano. La razón que nadie se ha interesado en El más violento paraíso para su publicación -a excepción de sus amigos por supuesto- es por lo que comenté líneas arriba y se lo vuelvo a repetir: porque El más violento paraíso es un texto difícil que no atrae, ni atrapa, ni seduce al lector medio y en segundo lugar el texto no es una novela.
Me parece que usted se ha infatuado demasiado o lo han infatuado gratuitamente. Sea más humilde y piense lo que le he dicho.
Su amigo: DanteRemixCRLiteraria.
Posdata: saco del círculo Dantesco a Memito Barquero (muchacho tan noble) y lo pongo a usted por cascarrabias y por falto de humildad. Saludos.

11 comentarios:

  1. Dante Remix:

    "La Casa de Asterión" ha buscado ser un espacio de reflexión, crítica y diálogo. Hasta hace un tiempo yo no moderaba los comentarios y aún ni siquiera uso lo del código de palabra. Sin embargo, por algunos amables trolls, empecé a moderar. Igualmente, sigo subiendo todos los cometarios, excepto si encuentro algún insulto gratuiot o publicidad simplemente sin sentido. Por ello, tanto usted como otros, pueden seguir comentando con toda tranquilidad.

    Igualmente, el "Directorio" es un espacio abierto, donde no discrimino a nadie. En él hay blgos de mucha gente que ni conozco, como es su caso, y hay también varios anónimos. Por eso, mientras usted haga crítica seria, seguirá estando en él, porque no es mi papel censurarlo.

    Ahora bien, respecto a esta entrada, siento que se ha dejado llevar un poco. Claro, Álex es amigo mío y entonces quizá no sirva de mucho lo que yo diga en defensa de su trabajo, pero bueno, para eso estamos.

    Si Álex ha dicho qeu su trabajo es novela o lo que sea, no veo cuál es el problema. No ha intentado ejercer la violencia para que sus textos sean aceptados, ni tampoco ha tomado acciones legales o nada parecido. Entonces, ¿a quién afecta que diga que es novela o no lo es?

    Al respecto, el escritor y profesor Alí Víquez fue uno de los primeros en escribir en un medio académico sobre EMVP, un artículo donde analiza el problema de los géneros.

    Yo mismo, recientemente escribí un artículo sobre la narrativa de Álex, y un fragmento, justo donde reflexiono sobre la novela, lo puse en mi blog:

    http://asterion9.blogspot.com/2010/03/de-la-novela-moderna.html

    De hecho, existen textos en diferentes medios, de Chase, de Soto, de autores extranjeros, de otros académicos, etc., que se acercan a esta obra de manera positiva.

    Ahora, si esas personas han leído el texto o no lo han hecho, pues no podemos saberlo. Y si lo que se quiere es hacer una crítica de los textos que ellos han hecho sobre EMVP, lo ideal sería que usted aquí analizara eso que dice tal o cual persona.

    En cuanto a Ediciones Lanzallamas, más allá de que sus representantes sean Murillo y Barquero, y que sean estos amigos de Obando, es un esfuerzo serio, de calidad, una editorial que empieza bien y busca crear un catálogo. Nadie los obliga a publicar a Proust: decidieron publicar a Obando y listo. El texto que sigue es "Marzo todopoderoso, de Catalina Murillo, y me atrevo a suponer que ninguo de ellos dos es amigo de esta autora.

    Y para ir cerrando. Quizá mucho de lo que usted plantea aquí sea válido, pero se nota cierta rabia, y se va un poco al cuerpo. Está bien criticar, tanto lo bueno como lo malo; de hecho, la crítica debe ser extrema, fuerte, claro que sí, pero podemos atenernos específicamente al texto del cual queremos hablar, sin necesidad de atacar a los autores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Traigo este comentario del vate Ruffino porque me pareció muy curioso, y él, aunque no es crítico, me dejó, igual que al novelista Alexánder Obando, anonadada. Aparece dicho comentario en un post del blog "El más violento paraíso" en que Angelina Jolite sostiene una pancarta. Creo es lo más certero que se ha escrito como crítica a esta novela. Solo desde esa óptica se puede entender a cabalidad la gran obra del escritor Obando.

    Ruffino comenta:

    "Buen relato introductorio a la presentación de la segunda edición de tu novela. Felicidades por ello.

    Lo de Angelina sosteniendo la pancarta en tu defensa, hombre: es muy posible que en un universo paralelo tipo 3 sea toda una realidad, aunque, aquí, bueno, en este universo sencillo de Tiquicia ande el sistema cultural todo "enclochado" y sea esta dimensión para aplastar a los raros sapitos luminosos para no dejarlos crecer, a fin de que no vayan a opacar sus frustradas vidas de escritores frustrados.

    También veo otras versiones de tu novela hechas realidad, cuando, un día, fuiste construyendo este mundo violento en palabras y al mismo tiempo en la cabeza del tipo que conocemos como Alexánder Obando fueron saltando micropartículas (ya la ciencia demostró que una partícula puede estar en dos o más lugares a la vez), o cosas invisibles que fueron replicándose en una dimensión paralela donde tú surges como Conán “el bárbaro” y de un filazo cortas de carambola seis cabezas a la bestia del 666, digo, a los jurados que la dejaron en el limbo cultural, el peor de los infiernos, donde la indiferencia se seba con los sapitos luminosos, del cual uno (tú) se las viene a cobrar todas con su lanzallamas portátil.

    Abrazos fraternos,
    Frank.

    P.D. No estoy borracho".

    ****************

    A Dante: Es una gran lástima que usted no dé su nombre y apellidos, pues no debe ocultarse tras un seudónimo tan "remix". Si su opinión de la novela de mi amigo Aléxander no es positiva, pues, eso, es su opinión muy libre y aceptada. Sin embargo, refuto casi todo su artículo y nada importante extraigo de él, sobre todo porque disminuye la estatura de mis amigos Rodrigo Soto y Luissiana Naranjo, entre otros.

    Besos amargos,
    Rossi.

    P.D. Espero escriba usted una novela mejor que la del novelista Alexánder Obando.

    ResponderEliminar
  3. Señor "Dante el lapidario":

    Me dijeron que aquí daban buen guaro y ricas bocas. Mas este blog sin rostro y con un único seguidor, usted, el fantasma remix, parece haber sido creado nada más para denostar la persona y obra del escritor y poeta Alexánder Obando. Incluso el título del post da a entender que va a realizar una fiable "radiografía" del mundo bloguero tico, cosa que no hace. Más bien aprovecha para enfilar sus baterías contra los poetas Rodrigo Soto y Luissiana Naranjo.

    Me invitaron a leer aquí, sin embargo, no hallé palabras, solo aguas negras de ira y envidia lanzadas a la cara de tres lectores, nada más (no creo venga nadie a esta tierra ácida y radiactiva). ¿Para qué gastó usted tanta energía en hilar esta diatriba contra un poeta y escritor? ¿Por qué, mejor, como dice Rossi, no empleó sus fuerzas en escribir y superar el libro que tanto ataca?

    Por otra parte, y al tenor de sus corrosivas palabras, ¿es para usted Alfonse Chase un títere obadiano por presentar la reedición de su novela? Hombre: si "perico de los palotes" (u otro atorrante) fuera ese presentador todos dudarían de esa obra...

    Frank Ruffino.

    P.D. A usted, como al escritor amigo Alexánder Obando, no los conozco. La amistad se puede establecer a control remoto; con usted, de seguro, nació una enemistad a control remoto, escuche, y todo gracias a los blog, de este blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Todos los días se producen terremotos, pasa que casi siempre sus epicentros están localizados en territorios despoblados (cada segundo, también, miles de personas sufren un ataque natural al corazón, cuando no en sus conciencias...) Que coincidan unos cuantos cerca de ciudades, eso es solo parte del ciclo natural: tiembla donde tiene que temblar, así de sencillo; muere quien tiene que morir...

    Ayer aquí en Costa Rica el cuento de unos chismosos como tú puso a toda la nación ovejuna de CR en ascuas: EN LAS PRÓXIMAS 72 HORAS SE PRODUCIRÁ UN TERREMOTO. Felices fueron los cuasi medios de comunicación, los masoquistas, los pastores y religiosos fanáticos a lo Midas que ven en cualquier desgracia humana, movimiento de tierra, huracán, etc., una oportunidad de oro para justificar su estafador y vacío estilo de vida: “Apocalipsis ahora”, y todas las ovejas ignorantes y zombis se revuelven en el redil meándose, cagándose y vomitándose, alguna que otra da más lana (billete) como diezmo, he visto otras enloquecerse y despeñarse en el abismo del asilo de locos... en fin que siempre tendrán estos señores un as bajo la manga (y si nada sucede fue a causa de las oraciones, y si pasó un terremoto en Haití y mató a 200 mil, entonces, qué bueno es dios con Costa Rica. Jolín, no entiendo un dios así: bueno con unos cuantos y malo con millones de pobres. Qué destruya mejor Beverly Hill la Pompeya de nuestro tiempo! ¡Qué destruya este maldito blog de un cobarde sin rostro ni nombre ni apellidos! Qué destruya la dictadura en democracia del cartel de los Arias: la reelección, el TLC con los putos gringos y mentirosos y esclavistas chinos! Y como dijo el pendejo similar a ti, Danteremix, de Jimmy Swaggart, John Baker del Club PTL, el padre Minor de Costa Rica, y otros yerbajos humanos cuando cayeron en lo más bajo de los instintos y la doble moral se les desinfló como un globo de cumpleaños: "El diablo me tentó".

    Prefiero sin duda alguna los temblores sutiles y poéticos de Luissiana Naranjo. Ellos me arrullan, leves, sí, como una hoja desprendida de su rama en caída libre hacia el infinito.

    Eso es estar alejado de este retrete que tiene por título “Crítica literaria”.

    ResponderEliminar
  7. "Sin embargo, de todos los conglomerados detesto particularmente el de los pintores. En parte, naturalmente, porque es el que más conozco y ya se sabe que uno puede detestar con mayor razón lo que se conoce a fondo. Pero tengo otra razón: LOS CRITICOS. Es una plaga que nunca pude entender. Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico, ni ha entablillado la pata de un gato, viniera a explicarme errores de mi operación, ¿qué se pensaría? Lo mismo pasa con la pintura. Lo singular es que la gente no advierte que es lo mismo y aunque se ría de las pretensiones del crítico de cirugía, escucha con un increíble respeto a esos charlatanes. Se podría escuchar con cierto respeto los juicios de un crítico que alguna vez haya pintado, aunque más no fuera que telas mediocres. Pero aun en ese caso sería absurdo, pues ¿cómo puede encontrarse razonable que un pintor mediocre de consejos a uno bueno?"
    El Túnel, Ernesto Sabato.

    A todo esto, anonimísimo Chacharante: ¿a cúantos gatos has entablillado las patas?

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja! Geniales las dos intervenciones del vate Ruffino y muy a propósito lo que nos trae Fabio Zoroa. Ojalá los amigos más íntimos del escritor Alexánder Obando, y varios de los ofendidos, vengan aquí y defiendan sus posturas ante el "fantasma remix". Sería digno, y no que un poeta quijote y leal como Ruffino se deje el pellejo tirando su espada en el aire. Espero, no suceda esto: o ya todos, incluyendo a remix, se fueron a esconder a sus agujeros? Conozco a Frank, con este vate no se juega y ojalá Gasparín critiquín no la emprenda contra la sangre de Ruffino, quien lo buscará personalmente y ahí sí se va a cagar el fantasma, y no precisamente de cagaplasma, sino de mierda mierda.

    Rossi.

    ResponderEliminar
  9. Por aquello de los malos entendidos, aclaro nuevamente que no conozco al autor de este blog. Por tanto, tampoco puedo tener nada en contra suya. Mis puntos los he dejado claros, y mi amigo Alexánder sabe perfectamente lo que pienso.

    No es mi interés venir a insultar a nadie. Si el autor de esta entrada lo ha hecho o no, es su problema. Y los que se sientan aludidos pueden expresarse o simplemente dejar pasar el asunto. Cada quién actúa como mejor considere.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Asterión:

    Ese es el punto. Lástima que el danteremix no pusiera su nombre y apellidos, pues aunque no comparto el fondo de la crítica, tiene una forma bastante buena y lapidaria de destruir cosas. Los críticos son demoledores de edificios, para eso son pero con nombres y apellidos: deploro, ésta o éste escondido cobardemente en un seudónimo que no hacía para nada falta. De todos modos ya sabemos casi con seguridad de quien se trata: si tiene miedo de hablar de frente, mas debería tenerlo ahora, escondido como una sabandija en un hueco.

    Besiticos a todos los tiquiticos,

    Rossi.

    P.d. Lo extraño es que los madreados aquí no han venido a defenderse, ni lo han hecho sus amigos. Mi quito el sombrero por Ruffino y Zoroa.

    ResponderEliminar
  11. Y para volar de esta casa de fantasmas, como dijo el mismo vate Ruffino en sus antipoemas cuánticos:

    "...Y el ratón maúlla
    al quedarse huérfano
    de gato. La nostalgia.
    Yo sé que la nostalgia
    es terrible. Ya no tengo
    enemigo por eso lloro.
    Ahora que no estás lo lamento".

    ResponderEliminar